El sistema ABS (Sistema de Anti Bloqueo por sus siglas en inglés), es un sistema de seguridad para el frenado. Éste no debe confundirse con el freno en sí (que puede ser de fricción, de bombeo o electromagnético). Este sistema opera de manera electrónica. Previene que los frenos se “amarren”, es decir, que la rotación de la llanta no continúe al frenar. Lo anterior es importante para evitar pérdida de maniobrabilidad durante, por ejemplo, un frenado de emergencia. Las fallas más comunes del sistema de frenos ABS son las siguientes:

Falla en los sensores. Todo automóvil equipado con un sistema de frenos ABS tiene una luz de alerta en el tablero. Si observas las letras ABS iluminadas, no significa necesariamente la falla del sistema. Puede tratarse únicamente de la falla en alguno de los sensores de presión sobre el freno. Lo recomendable es revisar el sistema antes de una avería mayor.

Frenado intermitente. Si tu auto requiere varias presiones del pedal para frenar, el problema puede estar en el sistema ABS. Verifica que no haya fuga de líquido de frenos o partes oxidadas a simple vista. Es importante realizar un escaneo por computadora para identificar la fuente de la falla.

Los frenos de “amarran”. El sistema de  frenos ABS está diseñado para que esto no suceda. Por lo tanto, si tu auto se “amarra”, es decir, que al frenar sientes un deslizamiento inusual y pérdida de control, es posible que el ABS esté dañado. En este caso, lo más seguro es que necesites sustituirlo por completo.

¡Nunca intentes frenar de golpe en una emergencia!

Esto puede ocasionar volcaduras. Para evitar accidentes, no dudes en buscar atención especializada. Si tienes alguno de los problemas anteriores, es probable que tu sistema de frenos ABS necesite reparación, mantenimiento o sustitución.

Haz una cita, llámanos o visita cualquier sucursal de Doctor Auto. Contamos con diagnóstico de scanner por computadora y técnicos especializados en todo tipo de autos.