Cuando un auto se queda sin frenos hay varias formas de superar la crisis. Dependiendo de la situación y la destreza del piloto, hay varias cosas que se pueden hacer. Por supuesto, dar mantenimiento al sistema de frenado y otros componentes involucrados es de vital importancia para evitar esta situación.

Mantén la calma, nunca des volantazos ni intentes salirte del camino inmediatamente

En primer lugar asegúrate de que realmente te hayas quedado sin frenos. Revisa que nada obstruya el pedal de frenado. Bombea varias veces el freno, a veces hay obstrucciones en la bomba o falta de líquido de frenos. Intenta los siguientes métodos de frenado:

Freno con motor.

Esto se refiere sencillamente a reducir las velocidades una. Si ibas en cuarta debes bajar a tercera etc. Esto hará que el motor comience a trabajar más “lento” de acuerdo a la velocidad para la que está diseñado en cada ciclo del motor.

Frenado con elementos del entorno.

Este debe ser el último recurso si un auto se queda sin frenos. En carreteras con altos grados de inclinación, la normatividad de caminos exige que cada cierto kilometraje haya una rampa de frenado. Si te es posible utiliza una de ellas para “chocar” de manera segura.

Orillarse del camino principal es la opción más usual en un terreno plano. Es necesario esperar y utilizar el frenado de motor hasta que el auto pierda velocidad por inercia. En cualquier caso, siempre es necesario avisar a los conductores y peatones que te has quedado sin frenos. Prender las luces intermitentes y no hacer movimientos inesperados es lo más recomendable. Esto evitará accidentes.

Algunos problemas relacionados con los frenos son los siguientes:

  • Fallas en la bomba de frenos
  • Falta de líquido de frenado o impurezas en el mismo
  • Sonidos extraños al frenar (fallas en los discos de frenado)

Fallas más comunes en los frenos ABS

Estas y otras pueden ser las causas de que un auto se queda sin frenos. Si tienes dudas sobre el estado de tus frenos, la dirección, suspensión u otras partes sensibles, acude con nosotros. Haz tu cita o visita cualquier de nuestras sucursales.