Las balatas de auto o discos de freno son partes metálicas que ejercen fricción sobre los rotores de las llantas, generando la fricción necesaria que el vehículo frene. Aquí te vamos a contar más sobre esta importante parte, fundamental para que manejes de manera segura.

VER ¿Por qué es importante cambiar las balatas?

¿De qué están hechas las balatas de auto?

Las balatas están hechas de una aleación de cobre, acero, grafito y latón, amalgamados por algún tipo de resina. Suelen tener una gran durabilidad (entre 50 mil a 100 mil km), aunque pueden estropearse antes de este recorrido por problemas con el resto del sistema de frenado. Además, aunque sus materiales pueden durar por años, pierden la capacidad de absorber la fricción generada al frenar, por lo que deben ser reemplazadas.

¿Cómo funcionan?

Las balatas son presionadas por la pinza de freno sobre el rotor, que sostiene la llanta. De esta manera, las llantas dejan de girar y el auto frena. En ese sentido, es importante que el sistema de bombeo de líquido de freno, la pinza y los rotores se encuentren en buen estado para evitar que las balatas absorban demasiada energía al frena, lo que puede reducir su tiempo de vida útil.

Problemas comunes

Los problemas con las balatas pueden resultar extremadamente peligroso, pues no podrás frenar adecuadamente. Estos son algunas fallas comunes con este componente:

Rechinido

El rechinido al frenar puede ser causado por el desgaste de las balatas: al no absorber correctamente la fricción del frenado, las partes metálicas suenan. Aunque no es un problema grave, es buena idea realizar una inspección de frenos si escuchas esto.

Vibraciones en el volante

Esto puede ser causado por varias cosas: como problemas en la dirección o la suspensión. En el caso de las balatas, pueden producir esta vibración al no estar correctamente alineadas en la pinza o tener un roce anormal con los rotores, lo cual requiere atención inmediata.

Tardas en frenar

Si tienes que presionar el pedal de freno hasta el fono, es probable que las balatas no estén ejerciendo la presión correcta. También puede tratarse de la bomba del líquido de freno.

Olores extraños

Otro de los síntomas menos comunes de problemas con las balatas de auto es olor a quemado en la zona de las llantas. Esto puede deberse a la fricción al frenar, lo cual indica que debes reemplazar tus balatas lo antes posible.

Acude a una revisión en Doctor Auto

En Doctor auto podemos ayudarte a solucionar problemas de frenado: incluyendo la instalación de balatas nuevas en tu auto. Contamos con un extenso catálogo y personal capacitado. Acércate a nosotros por asesoría.

VER: Balatas cristalizadas: causas más comunes 

Haz una cita aquí

Con información de

Fiestone 

How Stuff Works