Puedes perder la garantía de un auto nuevo y estas son algunas de las razones más comunes por las que pasa. Ten mucho cuidado, en especial si pagaste una extensión de garantía. Recuerda que este servicio debe cubrir defectos de fábrica y especificar de manera puntual los casos en los que no aplica.

1. No pierdas los recibos

Parece algo tonto pero no lo es: si pierdes el recibo de una garantía es posible que no te la hagan válida. Tienes que verlo desde la perspectiva de los fabricantes: harán todo lo posible por no aumentar sus gastos en reparaciones por garantías. Desafortunadamente, en México no hay autoridad que los obligue a reparar autos que hayan tenido fallas demostradas (el famoso recall en Estados Unidos). Así que guarda esos papelitos.

2. Utiliza el aceite especificado

Los fabricantes especifican el tipo de aceite y el grado de viscosidad que sus motores deben emplear. Otros, como BMW, incluso tiene su propio aceite que debe utilizarse en cada cambio o servicio. Si esto no se respeta, las empresas fabricantes pueden anular la garantía: esto es muy grave, sobre todo en partes como la transmisión automática, que es sumamente compleja.

VER: ¿Por qué BMW tiene su propio aceite de motor?

3. Modificaciones no autorizadas

Las modificaciones de motor, como aumentar la cantidad de combustible que ingresa a la cámara de combustión o agregar componentes, puede hacerte perder la garantía de un auto nuevo. Incluso las modificaciones estéticas o el “chip tunining” (modificaciones en el software de la computadora) pueden ser motivo de cancelación.

4. “Mal uso”

Algunas cláusulas de garantía tienen especificado el “mal uso” como motivo de cancelación. Esto puede incluir: utilizar el auto para remolcar cosas o como vehículo de carga (cuando no esté diseñado o adaptado para ello); incluso usarlo como transporte (Uber). Todo depende de las letras chiquitas así que pon mucha atención.

5. Suspensión, rines y llantas

Las garantías de auto también pueden incluir al sistema de suspensión o a las llantas. Asegúrate de revisar si las llantas deben tener alguna especificación o propiedad indicada por el fabricante. También revisa si el acuerdo implica modificaciones (como achicar la suspensión o utilizar rines deportivos) o podrías llevarte la sorpresa de que tu garantía ya no es válida sólo por querer que tu auto luzca mejor.

VER: ¿Mantenimiento preventivo del sistema de suspensión?

¿Te cancelaron la garantía de tu auto?

Si tuviste problemas con la garantía de tu auto, no te preocupes, en Doctor Auto contamos con un amplio catálogo de servicios con calidad de agencia. Nuestros precios son mucho menores y tenemos personal calificado que puede resolver los problemas de tu auto.

Haz una cita hoy mismo