¿Cansado de pagar verificaciones? Quizás es hora de buscar un auto que no consuma tanto combustible y pueda circular sin problemas. Para ello, te mostramos algunos de los autos híbridos que puedes conseguir en el mercado mexicano.

CC Wikipedia

CC Wikipedia

Chevrolet Volt

El Chevrolet Volt es un auto híbrido que puede recorrer hasta 80 km con una sola carga de energía. Luego de este periodo, el motor a combustión se activa y puede cargar parcialmente la batería nuevamente. Su precio aproximado es de 680 mil pesos.

CC wikipedia

CC wikipedia

Ford Fusion

El Ford Fusion Hybrid tiene una potencia de 188 caballos de fuerza. Cuenta con un exclusivo sistema de recuperación de energía que recupera parte de la energía perdida en el frenado. Viene en transmisión automática y tiene un costo aproximado de 500 mil pesos.

CC wikipedia

CC wikipedia

Toyota Prius

El Toyota Prius es considerado el auto con el mejor índice de aprovechamiento de combustible. Ofrece 40 km por litro de combustible, rendimiento mayor al de los automóviles a gasolina de características similares. Su precio es de 352 mil pesos versión austera y 413 mil versión de lujo.

CC wikipedia

CC wikipedia

Honda Civic

La versión híbrida del Honda Civic es el auto híbrido más vendido de México. Registra un gasto de 636 litros de combustible por cada 44,000 km recorridos. Tiene interiores deportivos y protección antichoques. El precio va de los 295 mil a los 379 mil pesos en su versión más completa.

CC wikipedia

CC wikipedia

BMW X 5

El X5 es una versión híbrida intercambiable, es decir, puedes elegir el motor a combustión o el eléctrico en cualquier momento. Cabe señalar que se trata de una SUV, así que su consumo de combustible es mayor a los demás pero aumenta la comodidad. El costo del X5 es de 969 mil pesos a un millón 300 mil.

Recuerda, cualquier de estos autos híbridos requiere cuidados especiales e instalaciones en casa para la recarga de energía. Si eres dueño de uno u otro de estos modelos de autos híbridos, puedes visitar Doctor Auto para mantenerlo en buen funcionamiento.