Sabemos que a veces la necesidad o la urgencia pueden llevarte a comprar en establecimientos informales. Sin embargo, existen varias razones para no comprar autopartes robadas, que abundan en este tipo de lugares. Infórmate, protege tu economía y no contribuyas al delito.

VER ¿Qué hacer para evitar el robo de autopartes

5. Fomentas el robo

Una de las razones para no comprar autopartes robadas más evidentes es que propicias que se sigan cometiendo ilícitos. Durante 2017, el robo de autopartes en la Ciudad de México se duplicó respecto a 2016. La mayoría de estas partes terminan revendiéndose en el mercado negro o de segunda mano.

4. No obtienes garantía

Por otro lado, al comprar autopartes de segunda mano (que seguramente son robadas) no obtendrás ningún tipo de garantía de su funcionamiento o estado. Si no es compatible con tu auto, está defectuosa o tiene algún otro problema no podrás realizar reclamación alguna ante las autoridades.

3. Contribuyes al mercado negro

Además de fomentar el robo, otra de las razones para no comprar autopartes robadas es que contribuyes al mercado negro. Un puesto callejero o un local que no vende de manera formal pueden estar comercializando estos productos. Recuerda que el mercado negro no sólo incluye autopartes usadas, también nuevas: en el Estado de México existen muchos reportes de robo de cajas transportadoras de autopartes importadas que fueron robadas en el camino a su distribuidor oficial.

2. Incrementas el contrabando

De acuerdo con lo anterior, el contrabando es otro delito asociado al robo de autopartes. La razón es muy sencilla: luego de obtener la parte en cuestión, los delincuentes deben encontrar una manera de venderla para obtener réditos. Las llevan a tianguis, mercados, locales o incluso las venden a través de internet. El trasiego de autopartes robadas es considerado contrabando y se castiga con hasta 5 años de prisión y multas de 5 veces el valor de la mercancía.

1. Afectas fuentes de empleo nacionales

México es uno de los mayores productores a nivel mundial no sólo de automóviles, sino de autopartes y refacciones para la industria. Al adquirir estas piezas de fuentes no autorizadas o irregulares, afectas a más de 1 millón de trabajadores de este sector en nuestro país.

VER Autos más robados en México 2016-2017 

¿Necesitas más razones para no comprar autopartes robadas?

Evitemos colaborar con esta práctica. Hoy puede que adquieras un espejo a un precio menor, pero mañana podrías ser una víctima de este delito y así, el círculo nunca se cierra. Sé responsable, acude a distribuidores autorizados y toma precauciones para evitar el robo de autopartes de tu vehículo.

Si sufres el robo de alguna autoparte en la CDMX busca asesoría con la PGJ

En el Estado de México, visita la página de la fiscalía