El líquido de transmisión  automática (ATF por sus siglas en inglés) o fluido de transmisión automática es fundamental para el buen funcionamiento de la caja de velocidades. Lubrica, limpia y evita la fricción entre los componentes de ésta. En esta ocasión te vamos a contar un poco más sobre este importante aditivo de tu auto de transmisión automática.

VER: ¿Por qué mi transmisión automática no avanza?

¿De qué está hecho?

Cualquier líquido de transmisión automática está compuesto de ésteres, glicol, organofosfatos, polietileno y/u otros componentes sintéticos. Estos materiales deben ser muy resistentes a la fricción y al calor, además de tener un alto grado de viscosidad.

¿Para qué sirve?

Las cajas automáticas actuales están “sumergidas”, por decirlo de alguna manera, en un medio líquido que les permite funcionar más eficientemente. Este líquido evita que las partes metálicas se desgasten, que los engranes de la caja cambien más suavemente y crea presión suficiente para toda esta maquinaria se ponga en movimiento.

¿Qué tipos de líquidos hay?

Existen varios tipos de líquidos de transmisión en el mercado, todos con diferentes especificaciones para los diferentes modelos de automóviles. Por ejemplo:

  • Tipo F: diseñado para autos con maquinaria de bronce
  • Dexron III / Mercon: de origen sintético, también puede ser utilizado en dirección hidráulica
  • HFM: el más alto grado de viscosidad para motores grandes, como camionetas

¿Qué líquido de transmisión automática lleva mi auto?

De acuerdo al modelo, marca y tipo de transmisión automática, puedes requerir distintos líquidos de transmisión. Por ejemplo, el Tipo F está prácticamente descontinuado y sólo se utiliza para autos clásicos, generalmente anteriores a los años 70. El Dexron es la marca registrada de General Motors y puede ser utilizado por muchos de sus modelos (tiene distintas variantes). Finalmente, el HFM, como mencionamos anteriormente, es utilizado para motores grandes, especialmente de la marca Jeep, Acura, Lexus etc.

Otras clasificaciones y nombres comerciales:

  • ATF 4: Dodge, Jeep, Chrysler
  • Mercon V: Lincoln, Mazda 6
  • Diamond SP-III: Hyundai, Mitsubishi
  • Nissan Matic: D (3-4 velocidades), K (5 velocidades)

¿Son intercambiables?

En principio sí. Sin embargo, es altamente recomendable que consultes las especificaciones de fábrica  de tu automóvil antes de comprar y/o realizar cambio de líquido de transmisión automática a tu auto. Algunas de las características que deben coincidir entre la especificación del fabricante y el líquido que compres son:

  • Miscibilidad  (capacidad de mezcla)
  • Viscosidad (reflejada en grados Celsius)
  • Punto de ignición
  • Resistencia a producir espuma
  • Fuerza de bombeo

Precauciones

  • Bajo ninguna circunstancia utilices líquido de transmisión manual en una caja automática
  • No intentes realizar el cambio de líquido si no tienes las herramientas o el conocimiento adecuado
  • Siempre verifica el estado de la transmisión al menos cada 10,000 km
  • No utilices líquidos de una marca de auto en otra marca sin conocer las especificaciones
  • No tires el líquido de transmisión usado al drenaje, es altamente contaminante

VER: ¿Cómo saber si mi transmisión automática necesita mantenimiento?

Acude a asesoría con Doctor Auto

En Doctor Auto podemos ayudarte a encontrar el mejor líquido para tu transmisión automática. Acude con los expertos por asesoría.

Haz una cita aquí

Información de Eterman y Transmasters